La evolución de las sirenas

El hombre bajó de los árboles y pasó del mono al ser humano, pero algunos de nuestros ancestros pudieron dejar el bosque antes, para ir al mar y poco a poco se adentraron a este, y se adaptaron en una evolución acuática; momento en el cual nuestra inteligencia se desarrolló.

En algún momento, algunos investigadores creen el hombre se refugió o fue tragado por el mar cuando los volcanes hacían erupción; ahí el hombre se dividió… unos se quedaron en la tierra y caminaron en dos extremidades y otros se adaptaron al mar, conduciendo a la especie del simio acuático. Por algo podemos aguantar la respiración bajo al agua cierto tiempo, según ellos es un indicio de un posible pasado acuático. También por eso tal vez, carecemos de pelo y nuestras manos y dedos tienen una similitud extraña en las falanges, parecidas a membranas necesarias en algunas especies acuáticas.

¿Algunos de nuestros ancestros vivieron en el mar? Si el hombre se dividió y algunos de ellos se adentraron al mar, las teorías de nuestra evolución no son como las creíamos… ¿En verdad existen?

Un comentario sobre “La evolución de las sirenas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>